Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
17-02-2017 08:26

Almaceneros sobreviven a la crisis: "No hay un indicador que diga que vamos a avanzar", dijo Schreiber

El referente del centro de almaceneros de Río Grande, Luis Schreiber, expuso por FM La Isla la situación de los almacenes de barrio y pequeños locales de expendio de alimentos, donde la crisis no pega tan fuerte como en otros rubros, pero tampoco hay un panorama alentador.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

“Los almacenes chicos de barrio somos los que menos sufrimos la recesión que está pasando el país, porque la gente tiene que comer. A lo mejor cambia de producto pero tiene que llevar algo. Somos los que mejor la estamos pasando, porque el que vende ropa u otro tipo de cosas, tiene el negocio vacío y no entra nadie”, comparó.


Aunque hay ventas, observó que “está aumentando todo, el gas, sigue aumentando la luz y la ganancia para uno es la misma e inclusive menos, porque se vende menos, con costos mucho más altos”.


Ya desde el año pasado se vio que la gente se inclinó por segundas y terceras marcas y compra menos cantidad. Esta tendencia “nunca mejoró, y esto siempre fue para abajo. Recién ahora se está notando una leve mejoría en la temporada de vacaciones, porque volvió un poco de gente y se nota más movimiento en los almacenes, pero no es un movimiento grande. Volvieron algunos vecinos y están consumiendo, nada más, no hay un gran auge en las ventas”, planteó. 


Consultado sobre el resultado que dieron programas como Precios de Barrio, que se lanzaron junto con el gobierno, dijo que “fue un paliativo y seguimos en eso, para motivar a la gente a que venga. Todavía seguimos trabajando con Precios de Barrio, algunos comercios trabajan con el Municipio con algunos días de descuento. Todo sirve para que quien tiene que cuidar el mango pueda acceder al lugar más cercano a su vivienda, y conseguir un buen precio”, valoró. Además agregó que “sirvió para tomar un poco de conciencia de que hay muchos comercios de barrio que venden la mercadería a buen precio y es de buena calidad”.


Lo cierto es que los parches no alcanzan y “el panorama es muy sombrío”, porque depende de políticas nacionales un cambio de fondo.


“No hay un buen panorama. La gente se sigue quedando sin trabajo y no hay un indicador que diga que vamos a avanzar. Por lo menos yo no lo veo y ninguno de mis colegas lo ve”, sostuvo el comerciante.


Destacó que en esta coyuntura de crisis se han creado lazos, asociativismo y más participación. “El espanto nos une, porque no hay tanta participación cuando la cosa anda bien. Cuando ven que esto viene en picada, nos reunimos para ver qué podemos hacer, pero en las reuniones hay más catarsis que otra cosa porque no podemos hacer nada, más que generar estos Precios de Barrio, donde disminuimos nuestra ganancia. Los proveedores hicieron lo mismo, pero no podemos generar más. Si la industria no avanza, si no generan más ingresos en la gente o más empleo, en nuestros comercios no van a gastar”, concluyó.

banner_2_mobile
banner_3_mobile

LO MAS LEIDO

banner_4_mobile
banner_5_mobile