Economía
Compartir facebook ico twitter ico
13-03-2017 12:15

Industria fueguina: AFARTE espera "ansiosamente" la reactivación

El presidente de AFARTE Federico Hellemeyer expuso la urgencia del sector para que se concrete la reactivación económica, para poder reincorporar personal. Atribuyó a la caída del consumo la baja de los puestos de trabajo, que a su criterio tiene mayor incidencia que la quita de aranceles de importación.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Por Radio Provincia, se refirió a las expectativas para 2017 y sostuvo que “todavía estamos esperando que la actividad económica se reactive en todo el país. Necesitamos que la demanda se vigorice un poco”.


Consideró que la implementación del programa de Precios Transparentes, que desdobla el costo financiero “ha contribuido a una percepción distinta de nuestros productos, pero seguimos esperando que llegue un poco de reactivación”, insistió.


“La inflación está con tendencia a la baja y hay indicadores de analistas del gobierno y de la oposición, de que estamos cerca de la reactivación y de un determinado porcentaje de crecimiento en la economía. Lo necesitamos ansiosamente –remarcó-, porque los volúmenes de consumo de 2016 fueron muy bajos y necesitamos que se expanda”.


Consultado sobre el impacto de la quita de aranceles a productos informáticos, dijo que “afecta a nuestro sector y nos quita una línea que daba trabajo a unas 400 ó 500 personas. Le hemos dado al gobierno nuestra visión de que estaban cometiendo una equivocación. Pero en términos de volumen de gente empleada, nos preocupa mucho más que no se consuma más, porque eso es lo que hace que estén los niveles muy bajos. Cuando se expanda la demanda se podrá incrementar la cantidad de dotaciones”, aseguró.


No obstante expuso que “está claro que la quita de aranceles a la informática fue malo, y ahora hay que trabajar para demostrarle al gobierno nacional que no se puede tomar la misma tesitura con el resto de las líneas, porque involucran mucha mayor cantidad de gente; y segundo, trabajar de la mano del gobierno provincial con iniciativas como las que ha tenido para trabajar en el futuro del régimen industrial”.


Respecto de la intención de tentar a las automotrices a radicarse en Tierra del Fuego, dijo que no conoce “el detalle del proyecto que acercó el gobierno provincial al nacional para relanzar el subrégimen industrial”.


Esta semana prevé reunirse con el ministro Ramiro Caballero para interiorizarse, y en principio entiende que “la iniciativa es revigorizar el subrégimen permitiendo que ingresen nuevos actores y diversifiquen la actividad. Eso no va de la mano de anular la actividad existente y así lo señaló la gobernadora en su discurso de apertura de sesiones: diversificar la actividad no significa descuidar la industria instalada”, confió.


“Habrá que ver qué tipo de autopartismo se instala, si es electrónico o general. Hay que ver cómo se va dando este proceso”, señaló ante información contradictoria que se difundió en los medios, primero afirmando un impulso del gobierno nacional en este sentido, y luego negándolo.


Para Hellemeyer “lo importante va a ser acompañar al gobierno provincial en las gestiones ante el gobierno nacional, ver qué pasa y qué alternativa hay. Cualquier iniciativa va a tener voces a favor y en contra”, advirtió.


Se le preguntó si cree que los fueguinos han sabido defender la promoción y la industria, ante declaraciones de la gobernadora Bertone que cuestionan este punto en particular: “Leí unas declaraciones que hizo la gobernadora con cierto grado de autocrítica en este sentido y no me siento capacitado para opinar. La actividad económica en Tierra del Fuego, un lugar insular, de difícil acceso y cuestiones climáticas, requiere de cierto grado de protección y favorecimiento. Esto, en un país federal va a generar enconos en otras partes. Es una realidad que hace que permanentemente esté en discusión el beneficio a determinadas zonas, que de otra manera no se poblarían. Hay que acostumbrarse a vivir con ese recelo y ese cuestionamiento de otras zonas que no tienen ese beneficio y saber sostener los argumentos”, recomendó.


Finalmente observó que “esto no es una creación original para el estado fueguino, sino que existe en todas partes del mundo cuando hay una decisión política de llevar adelante un desarrollo en un determinado lugar, y sostenerlo con determinados beneficios”.

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile