Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
21-04-2017 07:58

Un viajero noruego calificó a Ushuaia como una de las 10 mejores ciudades pequeñas del mundo

Nadie puede ganarle a Gunnar Garfors, al menos en lo que respecta a su pasaporte. El noruego visitó todos los países del mundo antes de cumplir 40 años y detalló su experiencia en el libro 198: How I Ran Out of Countries (198: cómo se me acabaron los países). El sitio Thrillist le pidió que eligiera sus pueblos preferidos, con menos de 100 mil habitantes, y estas fueron sus respuestas teniendo en cuenta la comida, la diversión, el clima y la población.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Falmouth, Reino Unido. Con una población de 27.00 habitantes, el puerto tiene playas, una universidad especializada en arte, callecitas medievales y actividades cálidas no tradicionales.

 
Isla San Luis, Senegal. Un pueblito francés en el corazón de África de aproximadamente 35 mil personas, mantiene desde la colonia parte del espíritu europeo en la isla. Es muy angosta, algo que la hace encantadora, y a Garfors le encantan las artesanías locales.

 
Otro de los lugares es Tromsø, Noruega. Le dicen "la París de los nórdicos" por su vida nocturna y sus restaurantes. La recomendación es visitarla en verano, cuando el sol se pone a la medianoche. Todo en un pueblo con apenas 72.000 habitantes.

 
También eligió Kep, en Camboya. Ecoturismo y espíritu amigable en este destino turístico para locales. La especialidad en los restaurantes es el cangrejo, que se vende en mercados bien frescos. La población fija es de 36.000, pero siempre tiene turistas en sus variados hoteles.

 
Portsmouth, Estados Unidos es otra de las ciudades elegidas. En el estado de New Hampshire, pegado a Maine, está este paraíso para los amantes de la comida de mar (la langosta es la estrella). Con 22.000 habitantes, es uno de los pueblos más viejos del país con un encanto inigualable.

 
Stone Town, en Tanzania tiene arquitectura de piedra de coral del siglo XIX, callecitas muy finitas y cientos de pasajes. El mar es transparente, ideal para ver tortugas a centímetros de distancia, y los atardeceres tienen mucha fama.


Ushuaia, Argentina, fue sin lugar a dudas su spot preferido de la Patagonia, por sus paisajes acompañados por gastronomía de primera y atracciones naturales espectaculares. "Hay que visitar el norte de la ciudad, donde viven los locales. Está lleno de color y arquitectura alegre", destacó.

 
En Nueva Zelanda, Napier, es una de las capitales más importantes del Art Deco ya que fue reconstruida después de un terremoto en 1931. El vino es muy bueno y está cerca de la localidad con el nombre más largo del mundo: Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwhenuakitanatahu.

 
También eligió San Juan del Sur, Nicaragua. Con solo 16 mil habitantes, es un paraíso de casitas coloridas, bosques y playas paradisíacas. Las más lindas están lejos, así que recomienda animarse a viajar un poco para llegar a conocer lo mejor que San Juan del Sur tiene para ofrecer.

 
En el caso de Barranco, Perú,
dice que está lleno de sorpresas, desde la comida a la playa. Pero lo que más destaca es que está llena de artistas, escritores y músicos que hacen que sea un ambiente dado para la conversación y la discusión enriquecedora.

banner_2_mobile
banner_3_mobile

LO MAS LEIDO

banner_4_mobile
banner_5_mobile